💫Sólo caricias, sólo palabras de amor.💫

Durante toda mi vida he querido destapar todo el potencial que hay en mí, a base de tirones, de exigencias, de enfados, de sprints… 🌟Ahora, ya no quiero más de eso, ya no quiero llegar a ningún sitio. Solo quiero estar aquí conmigo, sentirme, mirarme, mimarme, amarme, respirarme, abrazarme.💛😊 Sólo quiero acariciar cada diminuto pedazo de mi ser con toda mi delicadeza y suavidad, mientras observo sin prisa y con toda mi atención como se abren todas las flores que forman mi alma.🌻 Es una apertura silenciosa, sigilosa, misteriosa, divina, mágica. 💫🐚Es un milagro detrás de otro, es una banda sonora hecha de mí.🐦🌈

🙏🙏Gracias, gracias, gracias. Me amo, amo mi universo, mi mundo, mi centro. Me siento taaan afortunada, gracias infinitas Vida. GRACIAS por mi proceso, gracias por todos mis cambios.🙏🙏🌺

Caterina

photo_2018-01-15_18-57-38

El domingo participé en mi primera carrera de montaña, 16.8km en Torreblanca. ¡Fue una experiencia brutal! Compartí la experiencia con la persona con quien quiero pasar el resto de mi vida. Sí, lo has oído bien, con esa persona con la que quiero crear magia y que salten chispas. Con esa persona con quien quemar miedos y crear sueños. Sí, con esa persona con quien ser yo a todo color, sin capas, sin tabúes, sin espadas ni corazas. Sí, con esa persona con quien levartarme cada mañana regalándole sonrisas y miradas color te amo. Gràcies Amor per correr amb aquesta loca apasionada del viure i de la superació interior. T’estime fins l’infinit!

Sentí nuestra fuerza por cada poro de mi piel. Disfruté cada paso, cada segundo, cada paisaje, cada inspiración, cada exhalación, cada sonrisa… Escuché a mi cuerpo, y le dí el ritmo que necesitaba en cada momento. Subidas, bajadas, mar, montañas, horizontes, luz, camino, gente, energía, valentía, cooperación… Todo esto fusionado dentro de mí, es decir, ¡la repera marinera!

-Vamooos -nos gritó un niño-.

-Graciaas -le dije-.

-¡Ole! corriendo con una sonrisa, así se hace -me decía un organizador-.

-Sí, ¡porque estoy disfrutando! Muchas gracias -le contesté ampliando aún más mi felicidad.

Cooperación, has leído bien. Para mí correr es cooperación. A pesar de que pueda etiquetarse como un deporte individual. De individual tiene bien poco, ¿quién seríamos los corredores sin el corredor de delante, el de al lado o el de detrás? Nos damos fuerzas unos a otros. Cuando conectas con esta energía dejas de competir, porque al final contra el único que compites es contra ti mismo. Y esto, desde mi perspectiva, es una destrucción masiva de nuestros yos internos. Mi enfoque se situa en: cooperar con mi cuerpo, con mi alma y con mi mente y por tanto cooperar con todo aquel que se cruza en mi camino. El domingo, en la carrera, a cada persona que pasaba cerca de mí, le enviaba toda mi energía gritándole interiormente ¡Tú puedes! y agradeciéndole su valentía contagiosa.

¡Gracias por un domingo de superación tan espectacular!

Cuando nos superamos en cualquier ámbito de nuestras vidas, esa fuerza se translada indirectamente a todos los demás ámbitos y a todas las personas que nos rodean. ¡Es un dominó a nivel micro y a nivel macro!

¡¡¡¡¡Vamos, vamos, vamoooooooooooosss!!!!!

¡LA VIDA ES PARA LOS VALIENTES, Y LOS VALIENTES SOMOS TODOS!

¡TODOS PODEMOS SER VALIENTES!