Mi práctica diaria

15.11.2018

 

Yoga, qué te voy a contar, hoy de nuevo aquí un día más, Fénix, mi alma, mi cuerpo y yo. La mente la he dejado descansando en el sofá. Hay cosas que no se aprenden aquí, que solo se pueden aprender viviendo fuera de la esterilla, pero aquí las integro, dejo que baje al fondo, y me hago fuerte, más y más fuerte. Qué regalo haber encontrado esta conexión conmigo, con Dios, con el mundo.

Gracias, gracias, gracias. Me paso el día dando gracias, si es que nunca habrá gracias de más en mi vida.

 

27.08.2018

El verano ha sido una especie de transición, ha sido hivernar en Julio y Agosto, para reandar en Septiembre. No creo que sea casualidad, supongo que ya sabes de sobra que no creo en ellas. Septiembre es el mes en que nací. Así que, ¿qué mejor mes para retomar el rumbo de mi vida? Retomarlo con la consciencia suficiente para romper bucles, y por fin dejar de andar en círculos y ahogarme en espirales. 

Respira me repito muchas veces, repira me recuerdan las campanas de la ciudad, respira me dicen los ojos de la gente que ya sabe que esa palabra es mágica para mí. 

A veces los ritmos son lentos, a veces rápidos y a veces cogen el ritmo justo y equilibrado, en ese estoy y en él quiero seguir respirando.

En verano mi yoga ha sido pausado, lento, reducido. A veces me enfadaba por no estar más tiempo, o no llegar a más intensidad… pero al final me rendí, y ese era el grandísimo aprendizaje, permitirme integrar, sentir, descansar y prepararme para el siguiente escalón. Así que un 27.08.18 me sorprendí de nuevo de lo espectacular e increíble que es mi cuerpo, la memoria que tiene y de los avances que puede llegar a hacer incluso cuando no los percibo externamente y a la vista de mis ojos humanos parece que no haya movimiento. Mi cuerpo es sabio, muy sabio. Gracias cuerpo por hablar y enseñarme a escucharte.

photo_2018-10-15_15-00-53

PD: Desde hace dos años, siempre que hago esta postura en la playa veo esta imagen de mi tripa, y me hace tan feliz, que soñaba con algún día poder fotografiarla. Significó tanto para mí el primer día que vi mi tripa desde esa perspectiva, fue una cita con el pasado para amar lo que durante mucho tiempo había odiado. ¿Sabes lo preciosas que son nuestras curvas? ¿Te has parado a mirar la belleza que hay en cada mílimetro de estas?

Arte, veo arte, en mí, en tí, en él, en ella, en todos.

Somos belleza, somos irresistiblemente increíbles, tanto como una puesta de sol o una ola rompiendo en mitad del mar. Yo elijo amarme, amarme tanto que cuando me mires solo veas y sientas amor.

Esta postura para mí es como un abrazo para el alma. Me siento, me escucho, me tengo.

21.06.2018

Moltes voltes pensem que viatjant a nous llocs o buscant nous horitzons trobarem tot allò que volem. Sí, pot ser això ens puga ajudar en moltes ocasions, però moltes voltes diguem: quan aconseguisca açò seré feliç, quan men vaja de vacances descansaré, quan aconseguisca allò seré exitós, quan tinga diners podré fer realitat els meus somnis, quan, quan, quan, després, després, després… Són excuses que ens posa la nostra ment! I ara? No és bon moment per ser, descansar i disfrutar? Respirem, observem tota la bellesa que ens envolta, tota la bellesa que reposa al nostre interior.

Cada dia tenim l’oportunitat d’assaborir tot allò que desitgem, cada dia ix el sol per a tots, cada dia podem ser i crear. Hui m’he alçat a les 6.30 del matí davant del mar i he saludat al sol, m’he alçat en un bot, perquè era el dia mundial del ioga i em motivava moltíssim saber que al voltant de tot el planeta Terra hi hagueren milions i milions de persones fent ioga al mateix temps que jo. Cada dia, és el dia del ioga, cada dia milers de persones mediten, fan ioga i entrenen ment, cos i ànima per ser millors persones al mateix temps que jo. La força, la motivació ix de dins, la puc trobar i extraure cada hui. Per tant per a mi la felicitat està ací, ara, l’èxit és estar viva, és tindre a les persones tan meravelloses que tinc al meu voltant, és tindre l’oportunitat de despertar al costat d’una persona que estime fins a l’infinit i compartir amb ell ioga; i els diners, els diners són importants però van arribant a mesura que jo més vaig confiant. Vull seguir remant, vull seguir agraint, vull seguir estimant, vull seguir sumant, perquè com més tinc més puc donar.

Connecta amb el teu propòsit de vida, connecta amb perquè fas el que fas i cada dia serà el millor dia de la teua vida!

Gràcies Ioga! Gràcies Pau! Gràcies al piano i a l’estona de música amb Pau!

Gràcies a Lucia Navarro per la classe d’aeroioga i a totes les persones que han compartit la sala amb mi! Gràcies a Lorena Navarro per la classe de ioga integral i a totes les persones meravelloses que han fet classe amb mi al centre Cel Anterior!

Gràcies al sopar amb els meus pares i amb Pau, gràcies per les pizzes de la Querubina fetes amb tant d’amor, gràcies per tot el que em connecta a la vida! Ioga és unió, ioga és amor.

He començat el dia amb ioga, i acabe compartint ioga amb vosaltres!

Gràcies, gràcies, gràcies

Caterina

 

9.06.2018

20180608_195737

Esta semana me he sentido muy cansada, he conseguido tomar consciencia de que había un bloqueo en mis chakras 3º y 4º. Me sentía cansada a nivel emocional, físico y mental. Así que decidí pedir ayuda, fui al centro Quenya en Alberic, donde Cristina me hizo reiki y al colocar sus manos sobre mi 4º chakra, noté como mis pulmones se llenaban de aire, qué respiro, cuanta gratitud. Durante los siguientes días el cansancio seguía, pero ya entraba un poco más de aire en mi interior sin quedarme en una respiración superficial que me llevaba a la ansiedad, y yo continuaba realizándome reiki a mí misma (ya tenía un poco más de fuerzas). El jueves fui a mi clase de yoga aereo al centro holístico Chaitanya donde de nuevo sentí que me faltaba el aire y que no podía respirar bien realizando las posturas, pero gracias a la ayuda de Lucía (una gran profesional y grandísima persona) con sus conocimientos en sonidos sanadores me ayudó con los cuencos tibetanos a desbloquear un poco más esa sensación de falta de aire. La verdad, que estoy muy agradecida por todas las personas que me rodean, es genial tener personas de las que nutrirme, a las que pedir ayuda, a las que ayudar y con las que compartir magia y amor. Después de esta sesión de yoga y cuencos, pasear entre naranjos me ayudó muchísimo, gracias Olga por tu compañía y tu amistad.

Y hoy por fin, después de esto y muchas cosas más vividas esta semana, he vuelto a mi practica diaria, pero hoy de una manera un poco diferente, he querido jugar con mis sentidos, he tapado mis ojos con mi antifaz. Qué sensación más mágica, un trabajo de confianza y de potenciar los sentidos que se quedan en segundo plano cuando la vista está en pleno funcionamiento. Hoy ha sido una práctica suave, muy focalizada en la respiración y en el cariño hacía mi cuerpo y mi interior.

Me quedo con esta canción que me ha inundado el alma durante la práctica y la comparto con vosotr@s.

It took a little time to get where I wanted – Llevó un poco de tiempo llegar donde quería

It took a little time to be free – Llevó un poco de tiempo ser libre

It took a little time to be me – Llevó un poco de tiempo ser yo

 

3.05.2018

Después de unos meses, vuelvo a compartir con el mundo, conocimientos y reflexiones que me aporta mi práctica diaria de yoga y meditación.

Esta semana, es extraña. Esta semana es de esas semanas en las que mis miedos pasados chocan contra mis yos presentes y crean un cortocircuito. ¿Qué quiero decir? Nuestra mente está programada para que sobrevivamos y por tanto protegernos del peligro. Lo que no tiene ni idea es que el peligro es quedarse estancado sin permitir que los cambios sucedan en cada parte de mi ADN. Por tanto, cuando llega una intersección, un proceso en el que estoy evolucionando y superándome, mi mente activa la alerta roja. Lo que no sabe es que ahora yo sé como funciona y por tanto, permito que crea que abandono, permito que por unos instantes, por horas o por días si es necesario bloquee mi modo superwoman. Pero lo que no sabe es que esta aceptación absoluta es la que lleva al cambio duradero. Es lo mismo que cuando medito, observo cada sensación, cada emoción, y no lucho contra ella, dejo que fluyan a través de mi. Y cuando llega el momento, de nuevo exploto y me digo que yo puedo. Es brutal el poder que me da, saber como funciono a todos los niveles. Cuando creas que vuelves a caer en el mismo agujero de siempre, no te rindas, porque simplemente es tu percepción. Tendemos a dramatizar, le encanta dramatizar a nuestra mente. Es una buena actriz, por tanto aprovechemos su potencial, para crearle un nuevo guión, nuevas escenas, nuevas producciones. Al principio se va a quejar, pero te aseguro que a la larga merece la pena.

IMG_8682.JPG

Hoy he tenido muy buena compañía durante mi práctica. Pintura que no es solo pintura, pintura que se convierte en fuerza cuando la miro. Color que atraviesa mis pupilas y conecta directamente con el no drama de mi cerebro. Luz y energía que penetran por cada poro de mi piel. Mucho más que un simple cuadro, ¡poder! Cuadros que se crearon desde lo más profundo de mi ser. Contemplarlos me alimenta, salieron de mi y vuelven a mi de manera ilimitada.

Gracias, gracias, gracias

 

20.12.2017

Açò és ioga.

Açò és el que fa el ioga amb les persones.

Ioga és meditació. Ioga no és sols la postura que faig, ioga és filosofia. Ioga és estar dispost a canviar, a unir cos, ment i ànima. Ioga és com afronte el dia. Ioga és com em comporte amb les persones que m’envolten, amb la natura, amb els animals, amb tots els éssers vius i tots els éssers inanimats. Ioga és un estat d’observació constant. Ioga és un estat d’amor. Ioga és no jutjar. Ioga és estimar-me i estimar. Ioga és agrair. Ioga és donar i rebre. Ioga és inspirar i exhalar. Ioga és si i no. Ioga és ara i ací. Ioga és ser i estar. Ioga és transformació. Ioga és transmutació. Ioga és evolució.

12.12.2017

Yoga y 10k así como el que se toma un zumo de naranja al despertar. Cada vez que corro, siento, vivo, respiro. Cada vez que corro es como meditar. Respuestas y mucha tranquilidad. Cada vez un paso más allá. Cada vez cuesta menos lo que un día ni si quiera me llegué a plantear. Sin el yoga esos pasos no serían lo que son en la actualidad. Pasos conscientes, pasos valientes.

Seguir entrenando, seguir practicando. ¿Para qué? Para la vida. Porque la vida es un constante reto, es un constante precipicio, es una constante marea que viene y que va. Si yo me dejo arrastrar por ella, vamos mal, vamos muy mal. Pero si yo me mantengo firme como una montaña, puede llover, puede nevar, puede brillar el sol o puede soplar un vendaval. Si yo me mantengo fuerte, puedo contagiar mi valentía, puedo ser un faro al que siempre podrás regresar.

¿Cómo se consigue esto? Cuidando mi mente, mi cuerpo y mi alma. Es como un pack. ¿Y que los une? La respiración, mi respiración.

Si yo no estoy bien no puedo ayudar a los demás, así que el primer paso es cuidarme, quererme, respetarme. Y entonces puedo dar sin condición. Todos tenemos una fuente ilimitada que nos da fuerza, que nos da valor, que nos da amor, pero hay que cuidarla sin cesar, día y noche, noche y día.

Sigamos entrenando, sigamos practicando, sigamos respirando, sigamos contagiando.

¡Somos enormes, creamos en nosotros!

16.10.2017

 

 

 

¿Y quién dijo que porque a la playa de Benicàssim se le acababa el verano, a mi se me acababa el olor a mediterráneo?

¿Y quién dijo que yo no puedo? ¿Y quién dijo que si me caigo no me puedo levantar?

Probablemente yo misma me lo dije en algún momento, en algún lugar, en alguna yo temporal. Pero hoy se acabaron las excusas porque desaparecieron más miedos. Y cuando caen los miedos, se quitan los frenos. Y hoy, aquí en una mañana templada de otoño, escribo mi libro y mi historia. Hoy aquí en una mañana mediterraneamente salada disfruto de mi cuerpo y mi alma. Hoy aquí, en esta playa, sobre esta arena, disfruto de este proceso tan bonito, en el que estoy creando mi manera de trabajar, mi manera de vivir, mi manera de volar. Y no te lo puedo contar, porque no se cuenta, se vive. Y pronto lo podrás palpar, con tus ojos, con tus manos, con tus verdes pestañas cristal.

Hoy he intentando que la cámara me grabara en las posturas de equilibrio en que he caído y me he reído, he bailado y he sentido. Pero la cámara no ha querido mirar, ha preferido que esos momentos solo fueran míos y de un mar sideral. Así que comparto con vosotros/as un trocito de lo que sí ha querido grabar y que me parece que transmite mi calma y mi paz. Transmite mi conexión con la naturaleza y mi naturaleza.

Muchas cosas que contar, pero nada más que decir.

Gracias yoga,

Gracias vida,

Gracias Tierra y Mar.

1.08.2017

 

Aladín volaba encima de una alfombra entre nubes y canciones. Yo vuelo encima de una esterilla, llamada Fénix, hacia el lugar donde me encuentro y me conozco cada día un poco más. El lugar donde solo se puede ir si estas dispuesto a afrontar miedos, a gritar en silencio, a quitar capas, a llorar, a sentir dolor… El lugar donde aprendo a no huir de mis propios demonios, el lugar donde aprendo a soltar. El lugar donde si no me rindo, encuentro magia mucha magia, mi Magia. El lugar donde se encuentra una fuente ilimitada de amor. El lugar donde ya no hay prisa. El lugar donde soy sin miedo a ser.

Un lugar lleno de lágrimas, risas, decisiones, aceptación, escucha, comprensión, silencio, sanación, voz, canto, expresión, meditación, yoga, amor, coherencia, GRATITUD.

Gracias por tener ese lugar donde crezco, evoluciono y agradezco al mundo poder formar parte de él. Gracias por todos estos años de crecimiento interior. Gracias por ayudarme a amarme y cuidarme. Gracias por poder llevarme este amor a todos los demás lugares de mi vida. Gracias por encontrar la energía divina. Gracias por conectarme más a las personas y a las cosas. Gracias por poder apreciar cada detalle de mi vida.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.


12.04.2017

¡Madre mía que contenta y emocionada me he puesto hoy en mi práctica diaria! He conseguido realizar la postura del Arco hacia arriba, Urdhva Dhanurasa en sánscrito. (Urdhva= hacia arriba Dhanurasana= arco). ¡Qué sensación más mágica y poderosa!

¿Por qué es tan gratificante para mi haber realizado esta postura? Porque le tenia un miedo horrible, llevo practicando yoga desde hace 5 años y las primeras veces que probé a realizarla fueron en mis clases de Ashtanga Yoga con Jana en Valencia. Sabía que lo que más me limitaba era el miedo a subir, porque era algo totalmente nuevo para mi.  Muchas veces en las clases que impartía de tenis y de actividades deportivas veía a niñas haciendo esta postura como si nada y las admiraba, siempre les decía que igual que yo les enseñaba tenis, ellas tendrían que enseñarme a hacer esa postura. Ahora entiendo porque disfrutaban tanto, se extiende toda la parte posterior de la espalda, la cadera, lo brazos, los cuádriceps, el pecho, el abdomen… es un placer y un juego a la vez.

Hoy no pretendía realizar esta postura en mi esterilla, simplemente me he dejado llevar y algo interior me ha dicho que probara, cuando me he dado cuenta estaba arriba con la cabeza hacia abajo y con una sonrisa enorme dibujada en mi rostro. Esto me ha hecho querer grabarlo para corregir mis hombros y ver lo que había conseguido y poder luego compartirlo en mi rinconcito del blog dedicado al yoga. Y que bonito ver que al descubrir que podía subir, me ha dado fuerzas para bajar y volver a subir tantas veces como quisiera.

¿Que aprendizaje me llevo de hoy? El respeto por los ritmos de aprendizaje, el gran poder de cada vez escuchar más mi cuerpo y mi interior, el confiar en mi misma, el saber que se puede llegar a un nuevo destino incluso cuando no sabes que estas caminando hacia él. Qué todo lo que hago me sirve, que toda chispa de luz va acumulándose en mi interior y cada vez puedo ir brillando más por dentro y por fuera. Que cada postura me va dando fuerzas para alcanzar nuevas posturas y todo ello se ve reflejado en todos los aspectos de mi vida, porque el yoga no es solo lo que hago en mi esterilla, es todo lo que soy dentro y fuera de ella.

Gracia vida por estos grandes aprendizajes y sensaciones.

Gracias Fénix por acompañarme en este caminar hacia mi interior, que es caminar hacia la verdad universal.

Gracias por poder jugar, descubrirme, probar, caer, levantarme y brillar.

Gracias yoga, gracias por aparecer en mi vida y poder ayudarme a apreciar el poder de mi cuerpo, mi alma y mi mente unidas.

Gracias por mi paz interior.

Amo mi vida y me amo a mi misma al igual que amo a cada ser que aparece en mi vida. Gracias por poder ser amor y sentirme tan llena.

Namasté


5.04.2017

Gracias por despertar y tener a mi lado un ser maravilloso que camina junto a mi en esta aventura del vivir.

Gracias por el desayuno con una familia mágica.

Gracias por mi paseo sintiendo cada paso y cada sonido de la naturaleza. Gracias por mis pies, por permitirme avanzar.

Gracias por el ratito tocando el piano. Gracias por mis manos y mis dedos que permiten que eso sea posible entre muchas otras cosas.

Gracias por el yoga, por mi cuerpo, por mi respiración,. Gracias por el sonido de la lluvia, los segundos de sol sobre mi piel y por Missi que ha querido hacer yoga conmigo regalándome todo su cariño.

Gracias por poder valorar cada detalle de mi vida. Eso es yoga para mi.

Soy y tengo todo lo necesario para ser feliz.

Me siento llena.

Gracias vida.

3.02.2017

Yoga es unión y unión es compartir. Ya sea compartir tu alma con tu cuerpo, tu cuerpo con tu mente o todas ellas con alguien más.

Esta semana he podido compartir mi práctica con dos personas muy especiales. Me siento realmente afortunada de que hayan aparecido en mi vida y poder compartir yoga y meditación con ellas. Me siento afortunada de tener personas que viven trabajando por ser ellas mismas, ser sin miedos, ser sin juicios, ser con conciencia plena. Me siento afortunada de poder caminar a su lado y crecer día a día desde la aceptación y el amor. Caminar a su lado, es caminar hacia la verdad.

Gracias por aparecer en mi vida y permitirme entrar en la vuestra. Gracias por abrirme vuestros brazos y vuestro corazón de par en par. Gracias por dejarme ver lo más puro de vuestro ser, a través de vuestra mirada.

De mi práctica de hoy voy a destacar y compartir tres cosas:

    1. Tadasana o postura de la montaña. Esta postura que aparentemente puede parecer fácil e insignificante, hoy más que nunca me ha regalado su poder, se ha aliado a mi, me he aliado a ella. Me he sentido reconfortada con su grandeza. Me he recordado que soy montaña, que soy firmeza. Que puedo mantenerme firme en mis decisiones y ser fiel a mi ser.

 

    1. Durante la práctica, han ido calando en mi aprendizajes que han estallado delante de mis narices esta mañana. He empezado a sentir después de mucho tiempo que estaba preparada para afrontar la invertida sobre cabeza. He conseguido subir sin paredes. Si caía volvía a intentarlo visualizando todas las cosas que quiero conseguir y las que he conseguido. Cada vez sentía más poder en mi abdomen. Podía sentir la energía en mis pupilas. No he llegado a estirar completamente las piernas arriba, las he mantenido flexionadas, y estoy contenta de lo que he conseguido. Es un proceso y estoy en él sin rendirme, permitiéndome espacios, tiempo y escucha.

 

  1. Gratitud en savasana o postura del cadáver. Finalmente, en savasana he sentido mucha gratitud. De repente me he podido ver a mi misma nombrando una a una, personas de mi vida y regalándoles un gracias lleno de amor.

Esto es yoga para mi.

Gracias.

Sat Nam


30.12.2016

Yoga en las alturas

Esto es lo único que necesito cuando todas mis necesidades básicas están cubiertas: A mí, a la naturaleza y a seres mágicos que valoran cada pequeño detalle que el mundo nos regala. Seres con quien compartir lo que ve mi corazón, lo que siente mi alma. Seres que me permiten ser libre, me permiten silencios y se los permiten a ellos mismos. Seres que escuchan su cuerpo y su ritmo, y me permiten escuchar el mío y el suyo. Gracias seres mágicos, gracias por aparecer en mi vida.

Hoy os muestro que veían mis ojos en la postura del pez (Matsyasana). He sentido que estaba en el borde del mundo. He sentido que por un momento estaba viendo la tierra desde el universo. Le he ganado un pulso a la gravedad. He visto el mundo al revés, como el título de la primera historia con la que gané un premio de escritura en el colegio.

Gracias vida por la infinitud, por sentir el poder de los no límites.

Yoga no es la postura. Yoga es quien eres y qué sientes mientras estas en ella, y qué sientes y quién eres después de hacerla. Yoga eres tú conectado a tu cuerpo y a tu respiración. Yoga es vida, es conexión, es escucha, yoga es comprensión, es introspección, es paz, es amor, es equilibrio… es unión.

¿Por qué estar bien a secas, cuando puedes estar supercalifrastilisticoespialidoso y quedarte sin palabras por lo lleno que te sientes?