Corazón de gigante

Equilibrio ON
Flexibilidad ON
Fuerza ¡encendiendo motores!

Hay días que se llora, hay días que se ríe. Y hoy me siento más feliz que una perdiz feliz, corriendo entre otoño, brincando entre troncos, asombrándome entre hojas que vuelan en silencio.
Con mi mirada de niña y mi corazón de gigante, sonrío mientras miro, observo y contemplo cada detalle.
Sintiéndome viva, muy viva, descubriendo lugares, compartiendo magia, irradiando luz.
¡Gracias, gracias y millones de gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s