Aullando

El que no sabe aullar no encontrará su manada. 

-Charles Simic-

No es que yo sepa al 100% cual es mi aullido, tampoco tengo claro que sea uno fijo para toda la vida. Lo que sí que sé, es que lo busco y me busco a cada instante. Y confío en que mi manada me escucha incluso cuando yo no soy capaz de hacerlo.

Tenemos miedo a nuestra propia voz, a nuestro propio potencial. ¿Por qué? Porque es ilimitado y descubrirlo implica andar a ciegas, tropezar, caer, levantarse, probar, saltar… Y no siempre estamos dispuestos a pagar ese precio. Esta bien, de vez en cuando no esta mal quedarse con la luz encendida y simplemente respirar. Pero, que esa luz no te succione, descubre  nuevas maneras de alumbrar, explora, y viaja a mundos escondidos entre cortinas, nubes, colinas, mundos que se encuentran a la vuelta de la esquina. No hace falta irse a la otra punta del planeta para aullar, a veces basta con tener el coraje de andar unos pasos más allá de lo que andaste ayer.

Con mucha vida,

-Caterina-

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.