¿Quién soy?

¡Hola! Me llamo Caterina, soy de un pueblo pequeño de Valencia. Hace 9 años me fui a estudiar a Estados Unidos 2º de Bachiller, allí el puzzle de mi vida se desmontó por completo y al volver a España tuve que empezar a reconstruirlo. Puedes pensar que esto es negativo, pero no, es todo lo contrario, ir allí fue el principio de las preguntas y con ello mi camino del autodescubrimiento.

Los cursos 2011, 2012 y 2013 estuve estudiando idiomas y arte en Valencia, además de trabajar como monitora de inglés y deportes en Silke Sport S.L., hasta que decidí combinar el Arte con Psicología en la Uned. Sentía que mi arte no solo necesitaba técnica, necesitaba un trasfondo, un mensaje, y qué mejor manera que esta combinación, la cual muchos no entendían y me preguntaban: ¿Qué tiene que ver el arte con la psicología? Ahora creo que ya empiezan a entenderlo y yo puedo explicarlo mucho mejor.

Después de un año en la Uned, transferí mis créditos a la UJI, Universidad en la que aparte de ser estudiante he trabajado como entrenadora de tenis, después de sacarme el título oficial de la Federación de Tenis de la Comunidad Valenciana. El tenis ha sido durante mucho tiempo una de mis grandes aficiones, a pesar de que en estos momentos ha dejado de tener un papel tan importante en mi vida.

En 2013 conocí el Yoga al regresar a Estados Unidos después de 3 años y en 2016 empezó mi formación como profesora de Yoga en Castellón y lo combiné con la formación de Canto, cosa que considero imprescindible para todo aquel que trabaje con su voz. El Yoga y la meditación pasaron a un plano principal en mi día a día y fueron calando poco a poco en mí, ayudándome a desaprender lo que ya no necesitaba en mi vida.

En 2017 una fuerza que venía de muy dentro me pidió que parara los estudios de Psicología y que volviera por una temporada a casa con mi familia, necesitaba realmente parar, asimilar todo lo vivido desde ese punto clave que fué mi vida en Estados Unidos, necesitaba vivir de otra manera, necesitaba respirar, y sobretodo tenerlos cerca después de tantos años. Así que durante el curso 2017/2018 organicé todas mis libretas (esas donde guardaba todo lo que he escrito durante años), acabé ilustraciones y puse fecha a mi libro, un libro muy personal que para mí equivale al final y al inicio de una nueva etapa, a una nueva yo. Esto lo estuve combinando con clases particulares de yoga, meditación y arte y todas las personas que han aparecido durante este año me han ayudado a montar un trozo más de mi puzzle y sé que yo les he ayudado a colocar alguna pieza más de su puzzle. Cuando damos recibimos, ¡qué plenitud haberos conocido tan de cerca, gracias!

Bueno y ¿ahora? La verdad que la historia es mucho más larga y hay muchas aventuras y aprendizajes entre todas estas cosas que te cuento, pero si realmente estás interesado/a tienes dos opciones: Comprar mi libro o comprar mi libro y ponerte en contacto conmigo jajajajaj (te aseguro que el libro te dice quién soy sin capas) Pero bueno a lo que iba…. Ahora, de nuevo vuelvo a ser estudiante de 3º de psicología, y quiero disfrutar, quiero disfrutar mucho. Disfrutar de aprender, disfrutar de lo que soy capaz de dar y disfrutar de este proceso al que tanto tiempo he temido. Me toca afrontar mis miedos, y lo quiero hacer porqué sé que hay mucha magia en este camino, y siento que ahora sí es el momento, no hay más frenos.

Aquí te dejo el vídeo promocional del libro: Meditaciones de un Alma en Movimiento. Muy muy feliz de haber conseguido que otro de mis sueños/proyectos llegue a tu vida, esta vez, a diferencia de “Viatge al interior” mi exposición 2017 de arte interdisciplinar, un sueño accesible para muchas más personas. Los sueños crecen exponencialmente a lo que crecemos interiormente, puedo sentir lo mucho que he crecido. ¡Gracias Vida! Por cierto, comprando el libro colaboras con AGUAFA, Associació de Guadassuar d’Amics i Familiars amb Alzheimer.

Con mucho cariño,

Caterina